Rosa C., una mujer de 36 años que sufrió un trágico accidente en la vía Chiclayo-Picsi en Perú, presentó signos vitales cuando estaba a punto de ser enterrada, señalaron sus familiares y aseveraron que escucharon golpes en el ataúd.

Algunos de los familiares señalaron ver que la mujer abrió los ojos y solicitaron apoyó a los guardias en el cementerio El Carmen de Ferrañafe, donde ocurrió el hecho.

El féretro fue llevado hasta un establecimiento médico y la mujer fue conectada a un equipo para “medir la saturación y aunque por momentos parecía marcar algunos niveles, minutos después los galenos volvieron a certificar su deceso”, indica el diario Perú 21.


“Sí llegó a presentar signos vitales, tenía 5 de pulso y era muy bajo”, confirmó unos de sus familiares al diario La República.

En tanto, los familiares de Rosa C. pidieron a las autoridades peruanas realizar la investigación del caso



Comentarios