Paulo Soleto

 Rohee o Jinmiran es una niña de 4 años de Corea del Sur que se hizo popular gracias a su expresivo rostro, sin embargo, compartir su imagen podría costarte una demanda.

La niña se volvió viral en 2019 cuando su madre a través de Instagram compartió sus divertidos gestos que inmediatamente se hicieron populares entre los internautas al punto de convertirse en la protagonista de un sin fin de memes y stickers.

Te puede interesar: La historia detrás de 'El hombre que cae', la foto más impactante de los atentados del 11-S

Tras la popularidad alcanzada por su hija en Instagram, donde tiene 1 millón 463 mil 936 seguidores, su madre escribió en la biografía: “Don’t copy and capture photos without permission”. (no copie ni capture fotos sin permiso), pero al parecer dicha advertencia no ha causado gran impacto sus millones de seguidores pues la imagen de la pequeña sigue compartiéndose en todo el mundo.

La madre aseguró que Jinmiran ya tiene contratos para anuncios publicitarios y hasta para participar en programas de televisión, por lo que solo sus padres tienen derecho de reproducir o utilizar las imágenes de la pequeña, es así que la mamá de la niña está buscando demandar a quienes distribuyan los stickers o memes de Rojee sin autorización, más si lo hacen con fines de lucro.

Comentarios