Paulo Soleto

James Sakara, un joven pescador de 22 años, perdió la vida al querer “imitar la historia de Jesús” en Zambia, todo comenzó cuando él les contó a sus seguidores sobre como, según la Biliba, Jesús fue crucificado y resucitó a los tres días.

Pese a que la mayoría de los miembros de su iglesia se mostraron escépticos a la idea de Sakara, e intentaron impedir que se enterrara, el religioso logró convencer a tres hombres de su congregación para que le ayudaran con su cometido y les pidió que, literalmente, le ayuden cavar su tumba, donde se enterró vivo señalando que resucitaría, pasaron los tres días y la realidad fue otra.

Lea también: "Con usted no puedo", alumno se queja de las presiones de su profesor y se vuelve viral

Sus feligreses lo desenterraron y encontraron al joven sin vida, le practicaron “ejercicios espirituales de resurrección” para que el pastor respirara, pero el resultado no cambió.

El hecho ocurrió en Chadiza, Zambia, las autoridades de ese país acusaron a tres hombres que enterraron al pastor y ordenaron sus capturas. Uno de ellos ya fue aprehendido, mientras que los otros dos huyeron y están siendo buscados, entre los deudos del pastor, está su joven esposa, quien está embarazada.

Comentarios