No se puede saber con exactitud cuánto puede llegar a vivir un perro, pero lo que sí se sabe es que el pequeño perrito TobyKeith se convirtió en el can más viejo del mundo, al tener 21 años y 66 días, según el libro de los Récords Guinness.

Gisela Shore, su dueña,  que reside en Greenacres (Florida, Estados Unidos), contó que adoptó a TobyKeith de un refugio cuando solo tenía unos cuentos meses y empezó a sospechar que su mascota podría convertirse en el perro más viejo del mundo cuando cumplió los 20 años.

Lo extraño es que los chihuahuas suelen vivir entre 12 y 18 años, pero TobyKeith superó largamente esa cifra y lo más sorprendente es que se mantiene en buen estado de salud, según indicó su propia dueña.

A este perrito le queda por batir el récord absoluto del perro más viejo jamás registrado, un récord que posee un can raza pastor australiano llamado Bluey y que murió a los 29 años y 5 meses el 14 de noviembre de 1939.

Comentarios