El matrimonio no es para todo el mundo y, sin duda, menos para los que están a un día de su segunda boda sin haberse divorciado y siguen mintiéndole a su nueva pareja. Esto le pasó a Mónica Szoka, una mujer que vivió engañada durante 7 años, pues su prometido, el hombre de sus sueños, la había engañado.

Maura conoció a Simon Crudgington en 2013, empezaron a salir y rápidamente decidieron empezar a vivir juntos, pues la sinceridad de él, informa el medio The Sun , la cautivó.

Simon le contó entonces que se estaba divorciando, algo que desde entonces le dio a la joven razones para confiar, afirma, puesto que “no tenía motivos para sospechar”, dos semanas después su pareja le aseguró que todo había terminado con su exmujer.

Empezó la felicidad absoluta para Maura, compartía con su novio quien en menos de lo que esperaba se convirtió en su prometido.

TAMBIEN PUEDE LEER:  Le pidió matrimonio a su novia con una caja de milanesa y papas fritas y su historia de amor se hace viral

Con los planes de boda en marcha y faltando tan solo un día para la ceremonia, Maura recibió en Facebook un mensaje de Elizabeth, la ex de su futuro esposo: “Tú y Simon no pueden casarse porque no estamos divorciados”.

Desesperada, Maura le mostró el mensaje a Simon, quien le aseguró que era tan solo un mensaje por celos y rabia, así que la boda siguió en pie. Tiempo después Elizabeth apareció de nuevo, por lo que Maura decidió investigar.

Desde la oficina de registro le confirmaron que Crudgintgton seguía casado con su primera esposa, lo que hacía nulo su matrimonio con él.

Maura dejó a su supuesto esposo quien, arrepentido, le confesó tiempo después que practicaba la bigamia , considerada delito en Inglaterra. Por la mentira, Simon fue condenado a 6 meses de cárcel y se quedó sin esposas, pues ambas terminaron de raíz la relación.

Comentarios