El trasplante de corazón es una operación compleja con una mortalidad quirúrgica del 12%, por ello la lista de espera hasta que aparece un donante puede resultar eterna.

Esta es la historia de un niño de 3 años, quien se ha mostrado bailando con la música de fondo de 'Watermelon Sugar' de Harry Styles mientras camina hacia el quirófano donde se someterá a un trasplante de corazón, el hospital publicó la situación en un vídeo que se ha conmovido a todos y rápidamente se hizo viral.

Waylen tiene miocardiopatía restrictiva, una enfermedad en estado grave que podría haber terminado con la vida del pequeño, pero consiguió un donante a tiempo en el hospital de niños Joe DiMaggio, en Estados Unidos.

TE PUEDE INTERESAR: La historia de la niña que al no tener zapatillas para correr se puso vendas en los pies y ganó


Para poder ser operado el niño tuvo que esperar ocho meses hasta que llegara un donante, es por esto que Waylen no pudo contener la emoción por finalmente tener un nuevo corazón que le permita seguir viviendo.

"Llegamos a conocer a estas familias tan íntimamente. Lleva aquí ocho meses", explicaba la cardiologa pediátrica del niño, Laura D'Addese.

"Ahora puede vivir su vida. Ahora es un niño completamente diferente, que tiene infancia", señalaba la madre del pequeño Waylen.

El vídeo que se ha hecho viral ya cuenta más de 8.000 reproducciones con cientos de comentarios de personas que aplauden la energía y la alegría con la que Waylen afrontó la situación de espera, su paciencia, su amor por la vida y el someterse a la cirugía.

Comentarios