Por: Ximena Illanes

Una historia de amor eterno y gratitud es la que se vivió en Yacuiba, ciudad a la que llegó Juanito Jonsson, un misionero español a quien se le quedó grabado en la memoria el cariño con el que era cuidado por su niñera, una boliviana de quien recordaba que su nombre era Ana Jiménez. Después de muchos años de búsqueda, finalmente el hombre logró abrazar a la mujer que sin haberlo tenido en sus entrañas, lo quiso como a un hijo. 

Fue a través de sus redes sociales que Jonsson inició la búsqueda de su niñera compartiendo un mensaje y vídeo en su cuenta de Instagram (@juanitojonsson), donde comentó que sus padres fueron misioneros en la década de los años 70 en Cochabamba y deseaba encontrar a su niñera para poder agradecerle todo lo que hizo por ellos.

Ana Jiménez, es el nombre de la mujer que según Juanito, cuidaba de él desde los seis meses como si fuera su propio hijo. 

“Ella había perdido un hijo, por eso me dio tanto amor y después de más de 45 años la encontré y quiero bendecirla”, contó el hombre.

El mensaje mencionaba que actualmente Ana vivía en un pueblo colindante con la frontera de Argentina y que se ganaba la vida vendiendo caramelos en la calle. Jonsson también aprovechó para solicitar donaciones voluntarias en beneficio de Ana.

El 22 de abril Juanito partió de Fuengirola, España y llegó a Bolivia.  Antes de encontrarse con su niñera, hizo una parada en Montero, donde también visitó y sorprendió a Enrique y Mery, una pareja amiga de su familia desde su niñez, escribió Juanito.

El encuentro entre Ana y Juanito se dio el 26 de abril en Yacuiba y compartió el emotivo momento a través de un vídeo en su cuenta de instagram y TikTok. En las imágenes se puede ver como Jonsson llega a la casa de Ana y le dice quién es, a lo que ella lo abraza y llora.



Luego se ponen a conversar, Juanito le enseña algunas fotos y ella nuevamente lo abraza y se quiebra en llanto. Después de conversar Juanito la lleva a pasear y así recorren un sinfín de lugares.

Con la misión cumplida, Juanito retornó satisfecho por haber encontrado a su niñera.  

Comentarios