Una impresionante tormenta de arena cubrió la ciudad de Dunhuang, ubicada al noreste de China. En los videos que circulan en redes sociales muestran como el fenómeno 'tapa' los edificios y avenidas.

La tormenta de arena llega a cubrir cerca de 100 metros. Volvió el cielo amarillo y redujo la visibilidad a menos de cinco metros.

La policía de tránsito tuvo que realizar controles de tránsito en los peajes y ordenó a los vehículos que quedaron varados en la autopista, que se detuvieran en las áreas de servicio.

Los ciudadanos que caminaban por las calles se vieron sorprendidos y muchos corrieron a refugiarse al ver este fenómeno meteorológico común en zonas desérticas y áridas.

Comentarios