El pasado 30 de julio en Noruega un conductor, de 24 años, en plena carretera se quedó dormido al volante en estado de ebriedad. Para fortuna del joven tenía conectado el piloto automático de su coche Tesla, que siguió conduciendo solo.

"A las 5:40, un Tesla se para en el túnel. Se descubre que el conductor es un hombre de 24 años que se había quedado dormido al volante. Está borracho, pero tercamente niega haber conducido, pero hay un vídeo en que se lo ve en el coche", informó la policía noruega, según medios locales.

El coche Tesla finalmente para en un carril con los cuatro guiñadores encendidos para evitar un accidente. La persona que estaba grabando el momento, bajó de su vehículo y filmó al joven dormido sin reaccionar. 

La Policía de este país informó que el conductor salió ileso y que luego de trasladarlo hasta la comisaría le quitaron su licencia de conducir.

Cabe recordar que el piloto automático de Tesla no es 100% autónomo, ya que se trata de un software de asistencia de conductor para evitar accidentes que necesita que el conductor esté atento y preparado para tomar el control en cualquier momento.

Comentarios