Casi todos los días sonaba por momento el timbre de una familia en Mato Grosso (Brasil), pero al salir a la calle no encontraban a nadie. Pensaron que eran personas que molestaban o incluso hasta fantasmas. Decidieron poner cámaras de seguridad para descubrir el misterio y se llevaron la sorpresa que el responsable era su perro.

Giglio Bernini, es el dueño del perro llamado Faísca, un foxhound americano de 6 años. Ellos viven en el municipio de Alto Taquari, en el estado brasileño de Mato Grosso.

"A veces nos encontrábamos ocupados en nuestra rutina diaria como estudiar, lavar platos y de la nada tocaban el timbre al azar. Estábamos confundidos", contó Giglio a Balanço Geral de TV Record.

TAMBIÉN LEA: Invitó a un baby shower y nadie fue, lo publicó en Facebook y se hizo viral

La familia estaba confundida por los sonidos del timbre, por lo que tenían muchas teorías sobre su causa. "Creímos que era un fantasma, porque de repente empezaba a sonar y nunca había gente en la puerta. Sospechamos de niños jugando o alguien que quiera robar la propiedad", señaló el dueño de Faísca.

Cansados por la situación que se repetía a diario, la familia decidió instalar cámaras de seguridad. Al mirar las imágenes descubrieron que la mascota de la familia aparecía en el video alzándose sobre sus patas para alcanzar el timbre.

La acción del perro fue filmado por un vecino de la zona y se volvió viral en redes sociales acumulando millones de visitas. "Nunca imaginamos que sería Faísca porque no le enseñamos eso", dijo Giglio.

"Se queda suelto en el patio, pero cuando alguien abre el portón corre a la calle y vuelve cuando quiere. Nunca lo entrenamos. Es muy inteligente y divertido", añadió.

Comentarios