Un trabajador de una construcción quedó colgado de una grúa en pleno centro de la ciudad de Toronto (Canadá). Según los testigos estuvo durante varios segundos a una altura de 30 pisos (cerca de 120 metros).

En las redes sociales se difundieron varias imágenes del hombre y en algunas se observa al hombre gritando por ayuda. Otras personas del lugar también realizaban gritos desesperados: “Ay, Dios mío, ay, Dios mío. ¡Aférrate!”, fue algunos de ellos.

Según medios locales, el trabajador finalmente pudo ser socorrido por sus compañeros y terminó con heridas leves. “Afortunadamente, lo bajaron de manera segura y no resultó gravemente herido”, señaló la empresa constructora en la que trabaja el obrero.

La empresa anunció una investigación sobre el hecho. “Estamos trabajando con todas las autoridades correspondientes y el incidente se encuentra actualmente bajo investigación”, indicó en un comunicado.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo de Canadá informó que “el trabajador se enredó con una cuerda de una grúa después de enganchar una carga, fue socorrido y sufrió lesiones”.

Comentarios